Sesión 2

Se comienza con una reflexión con los ojos cerrados y encendiendo unas velas para recordar a esa persona o escuchar algunos nombres y algunos breves relatos de otros.

Se insiste en recordar momentos bonitos y alegres. Se le pide a algunos que compartan el nombre, algún rasgo bonito del ausente o una historia o algún gusto para que algunos que no tienen un ausente cercano puedan ayudar a hacer el memorial con el recipiente.

Se conversa un poco sobre lo que cada uno pintó y lo que empieza a representar ese recipiente.

 

Se asigna la siguiente tarea:

Cada estudiante traerá tierra de 5 lugares distintos que representen el andar del ser querido ausente o el propio andar que esas personas también nos otorgó. El docente traerá alguna herramienta para abrir los orificios de aquellos recipientes que los necesiten.

Ver material multimedia para la sesión 2

 

Ir a la barra de herramientas