El poder de NoCopio

Mis gestos pueden frenar un homicida y mi presencia en la vida de alguien puede evitar un homicidio. El silencio crea costumbres y yo puedo susurrar, expresarme y protestar sin ser violento.

El poder de la piedad.
El poder de la simpatía.
El poder del gesto.

En NoCopio promovemos la noviolencia y así hacemos controles, veedurías y denuncias: no insultamos, no maltratamos.

Acostumbrarnos al homicidio es un problema de todos los que hacemos parte de esta cultura y esta historia, ninguno es mejor o tiene este problema resuelto.



Ir a la barra de herramientas