Aporte #8 Manifiesto reducción de homicidios y reflexión sobre la Policía

DESDE REGIÓN

Siete propuestas para reducir los homicidios en la ciudad de Medellín: :

Comprender más y mejor lo que nos pasa. No tenemos claridad, como sociedad, sobre cuál es la naturaleza de los homicidios que suceden en la ciudad: ¿A que corresponden? Qué tanto, efectivamente, están asociados a dinámicas criminales?, ¿Cuál es el perfil de las personas asesinadas?, ¿Cuál la dinámicas de los territorios en los que estos ocurren?. Entender las características de la problemática ofrece mayores posibilidades de atenderla.

El tema de la actuación de la fuerza pública es central. Retirar el ejercito de los barrios, tal y como viene promoviéndose de las ONU, depuración, sanción ejemplar y formación de las fuerzas armadas en derechos humanos y en especial de la policía.

Campañas de amplias de pedagogía y comunicación alrededor de la NO Justificación del homicidio, la vida como valor supremo, el daño que todas las muertes hacen a la sociedad, el valor de la solidaridad y la condolencia.

El fortalecimiento de entornos protectores, el barrio, la familia, la escuela, las organizaciones sociales, como espacios que acogen y protegen a niños, niñas y jóvenes; programas como Escuela Busca al niño y la niña, La red de escuelas de música y en general las expresiones y espacios artísticos y culturales como espacios efectivos para prevenir el ingreso de chicos/as a estructuras armadas.

Proceso y escenarios -espacios para la mediación de conflictos comunitarios. Necesitamos, como sociedad, más y mejores herramientas para tramitar los conflictos cotidianos; transformar la noción de que los conflictos se eliminan y que son negativos per se o, lo que es peor, que la única posibilidad de dirimirlos es a través de la eliminación o la agresión del otro.

Fortalecer la institucionalidad judicial y su presencia en las comunidades. Esto incluye tanto el proceso de investigación y judicialización de personas ligadas a prácticas criminales, como facilitar y enriquecer las posibilidades de acceso ciudadano a la justicia; una justicia cercana la ciudadanía, respetuosa de los derechos humanos que reduzca la enorme desconfianza la distancia que hay en muchos territorios con respecto a la actuación del Estado.

Ampliar el debate público sobre el tema de seguridad, derechos humanos, convivencia. Estos no son temas solo de competencia gubernamental, interesan a la ciudad, a la ciudadanía. Habilitar espacios de escucha y diálogo ciudadano, escuchar las diversas demandas, enfoques y alternativas provenientes de diferentes sectores y territorios.

Ir a la barra de herramientas