Carta Abierta de Instinto de Vida a Medellín

Después de un cambio realizado el 1° de febrero del 2019 en el informe diario de homicidios del sistema de información para la seguridad y la convivencia de la Secretaría de Seguridad; nos reunimos el 4 de febrero con la Alcaldía de Medellín y entregamos la carta abierta de la campaña Instinto de Vida, donde recalcamos la importancia de medir rigurosamente los homicidios cometidos por la fuerza pública en el total de los homicidios de la ciudad.

La Alcaldía decidió seguir contabilizando los homicidios como lo venía haciendo antes del cambio en el informe.

Medición de homicidios a manos de la fuerza pública

Nos sumamos a la reflexión que se viene dando en Medellín a partir de las nuevas formas de medir los homicidios a manos de la fuerza pública -y especialmente por la actuación de la Policía-.
Consideramos que la medición es importante para cualquier política de seguridad exitosa y -aún más- para el propósito que nos une de reducción de homicidios.

Un buen monitoreo de la cifra de homicidios permite además generar confianza. La transparencia es la base para el diálogo democrático y -por tanto- para la confianza ciudadana que lleve a la gobernanza.
En el ideario que nos define como Instinto de Vida se puede leer en un tercer punto de nuestra estrategia y método:

“Difundiendo datos e información sobre las políticas públicas y los programas que funcionan efectivamente”

ver página de la campaña Instinto de Vida

Resaltamos además las recomendaciones de la Conferencia Regional de Calidad de Datos de Homicidios en Latino, donde expertos y representantes de instituciones del Estado de 13 países concertaron la importancia de la víctima (y no el perpetrador) como unidad de análisis.

ver página de homicidios en América Latina y el Caribe, hacia una información de calidad

Es necesario que el fenómeno del homicidio no vaya a ser subestimado o soslayado por separación en las mediciones. Aprendimos que la forma cómo medimos también genera un campo sobre las metas, estrategias y métodos.

Estamos convencidos que un gobierno local o nacional debe aprovechar las capacidades técnicas y la imaginación de la ciudadanía -expresada en artistas, veeduría, periodistas y academia- por medio de la publicación y accesibilidad a los datos. La coyuntura de Medellín -a la que nos referimos hoy- permite postular que una ciudadanía vibrante acceda a la información suficiente y temprana para poder llamar la atención sobre la letalidad de la fuerza pública.

El monitoreo del uso de la fuerza y la letalidad de la fuerza pública y el acceso amplio a estos datos es necesario para garantizar una política de seguridad respetuosa de los dd.hh, para la contrainteligencia (en esta caso frente a la infiltración mafiosa) y la lucha contra la corrupción.

Sugerimos respetuosamente que en Medellín se siga teniendo un indicador único y concertado de homicidios donde estén los homicidios a manos de la fuerza pública. También aprovechar esta discusión para avanzar en el monitoreo de la letalidad de la fuerza pública.

 

Atentamente,

 

Para contacto en Medellín: 5807107, 321-7063324 (Camila Uribe) camilauribe@casadelasestrategias.com

Ir a la barra de herramientas