Para la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá ningún homicidio tiene justificación. Así lo expresó el Brigadier General Oscar Antonio Gómez, comandante de esa institución, cuando el equipo de No Copio lo invitó a pensar que nadie merece ser asesinado y que cada homicidio es una derrota de la sociedad. Esto a raíz de sus declaraciones a medios a principios de agosto cuando dijo – a propósito de los asesinatos crecientes ad portas de Feria de Flores- que “aquí a la gente de bien no la asesinan, a los que
están matando son aquellos que tienen problemas judiciales”.

En una carta el equipo y los colectivos que integran la campaña Instinto de Vida – No Copio en Medellín, manifestamos nuestro rechazo a sus palabras y le explicamos nuestra postura como colectivo que defiende la vida como valor supremo en esta ciudad tan aporreada por décadas por las violencias.

“Nuestra imaginación para proteger y construir sociedades donde den ganas vivir y cuidarnos se detiene cuando buscamos excusas en culpas que la víctima nunca va a tener. Incluso a los criminales hay que protegerles la vida y así parar ciclos de décadas de homicidios con los que estamos cansados. Cuando responsabilizamos a la víctima por su asesinato, invisibilizamos el absurdo del homicidio”.

En su respuesta, el General Gómez nos asegura que se retracta una vez más de haber justificado que las personas asesinadas en esos días en Medellín tuvieran problemas judiciales y por lo tanto esa sería la “razón” para arrebatarles la vida. Nos explica que sus declaraciones debieron verse en contexto, no aisladas, y nos dice:

“Lo que quise transmitir fue un mensaje de tranquilidad a los visitantes para que disfrutaran de los diferentes eventos de la Feria de las Flores, ya que los homicidios ocurridos durante esos días no tenían relación directa con las festividades”.

Además, el General resalta que “para la Policía toda vida es importante” y que está en su misión constitucional implementar los medios para preservar vidas. El número uno de la Policía de Medellín y el Valle del Aburrá agradeció nuestra comunicación por permitirle aclarar sus verdaderas intenciones al hablar de las víctimas de homicidios en nuestra ciudad y se sumó a nuestro llamado #NadaJustificaElHomicidio.

Agradecemos a la Policía su retractación y su manifiesto compromiso por salvaguadar la vida, empezando por no intentar buscar razones para el absurdo que es matarnos. Qué bueno que la Policía No Copie ante la naturalización del homicidio y escuche las opiniones de los ciudadanos.

Carta para el General Carta de respuesta