Sesión 4

Empezamos con la lectura de los estudiantes sobre la planta y pasamos a sembrar con una reflexión dirigida sobre todo el esmero de la vida, que comienza con imaginación y con sueños, continúa con nombramiento y señales y se desarrolla en medio de muchos cuidados.

Se explica que se siembra en honor a la persona ausente de cada recipiente y se pide que se repita el nombre de esa persona, una persona que nos hace falta.

Se pide a cada uno que hable de la frecuencia para regar la planta, con cuanta agua y cuál es el mejor lugar para ponerla -según luz y sombra-. Los que parezca que no tienen claridad se les pide que busquen en internet o averigüen de nuevo con la persona que se las regaló.

Acá también se encuentra un lugar para las plantas en el colegio y se define si se puede instalar alguna repisa.

 

Para terminar se deja la siguiente tarea:

Tomar cáscara de dos huevos, triturar poner a secar al sol un día y traer en una bolsa. Sería ideal que el profesor lleve un kilo de abono -gallinaza-, que se puede conseguir en cualquier vivero

 

Ver material multimedia para la sesión 4

 

Ir a la barra de herramientas