Me Duele

Esta ciudad no pierde con el homicidio personas malas o buenas, personas equivocadas o inocentes, pierde puros seres queridos. No preguntes por qué lo mataron, nada justifica el homicidio.


Cada persona que perdemos por el homicidio es de todos. No nos conocemos pero tengo simpatía porque puedo compartir un mismo destino, me importas porque yo también conozco ese dolor.

La fórmula es fácil: hablar, expresarnos, ordenar las piezas de la vida del ser amado para recordar como deseamos y querernos (querernos más, querernos entre muchos, querernos bien).

¡No estás sola o solo!


Queremos hacer algo que puede hacer cualquier ciudadano, queremos recuperar tradiciones y vencer costumbres tristes o brutales. Queremos hacer un homenaje con arte y decirte que esa ausencia de ese ser querido es una ausencia de todos.

Podemos cantar, pintar o sembrar para que quede una bonita memoria de una muerte triste y una vida valiosa

¡Acompaña!, todo empieza con un abrazo

Ir a la barra de herramientas