Hagamos listados de amores

Listados de lugares desconocidos, listados de libros eróticos, listados de canciones, listados de amores… son los listados que deberíamos hacer, pero en esta ciudad hacemos listados de nuestros muertos: 343 personas víctimas de homicidio en Medellín van este año hasta el 31 de Agosto.

Vivimos en una ciudad que da la espalda a sus muertos, con unas instituciones poco generosas, poco piadosas, que se llenan de “correctos” – se lavan las manos frente a las atrocidades y dan declaraciones sin tomar posición para no involucrarse con lo doloroso y angustiante que es vivir en Medellín para algunos.–

Aguantamos seguir llenando la lista, miles de jóvenes han muerto en los últimos diez años en Medellín (Colombia) y casi todos ellos han sido re-victimizados por las personas de su entorno con el mismo susurro: “¿Quién sabe en que andaba metido?” “se lo merecía”, “tal vez, estaba haciendo algo mal”, “no es nuestro problema”… Un susurro que nos fractura cada vez más como ciudadanos.

Damos razones para apaciguar el miedo y huir, pero estas razones nos dejan insensibles, como roca, nos deja de importar que pasa a nuestro lado y se nos hace normal que en un día hayan cuatro asesinatos en la ciudad, que los medios de comunicación sean amarillistas y que las instituciones no hagan nada por algo que se vuelve repetitivo en su entorno, pues: “no es nuestro problema.”

El miércoles 31 de agosto fueron asesinadas 4 personas en Medellín (Castilla, Belén y los corregimientos de San Cristóbal y San Antonio de Prado) Una de las víctimas es un NN y las otras tres tenían 16, 19 y 21 años.

Nos sentimos conmovidos cuando la institución educativa Eduardo Santos en la comuna 13 conmemora a sus estudiantes asesinados en los últimos años, acompaña el dolor de sus estudiantes y de las familias de sus víctimas y hace un llamado a que cada muchacho asesinado en esta ciudad sea de todos.

Pero también nos queda un sin sabor cuando Pedro Alejandro Sierra Guardia de 19 años, estudiante de Derecho en la Universidad de Medellín es asesinado en frente de la universidad el 31 de agosto al medio día luego de salir de clase; él es tercer asesinado en dos años en el entorno de la institución, y el pronunciamiento que hace la universidad no hace frente a una historia como esta que causa una grieta más grande en la violencia de Medellín. En el boletín publicado el 1 de septiembre solo aclaran que los confusos hechos son aislados a sus dinámicas académicas y un segundo párrafo de historia y misión de la universidad. ¿Cómo se pueden dar unas condolencias de manera tan fría? (http://goo.gl/lLhRBZ)

¿Tenemos que sumar más muertos a la lista? ¡¿Hasta cuándo?! …Desde #NoCopio pedimos que no vuelva a pasar. Nocopio es una campaña sin líderes, es una campaña de artistas, organizaciones de base comunitaria, de escritores, de jóvenes, y todas las personas que piensan que hemos fallado en honrar la memoria de los que han muerto. Es una campaña para desnaturalizar el homicidio.

#Nocopio, porque nada justifica el homicidio.

Ir a la barra de herramientas